Derivó de un turbio río

Gustav Klimnt,retrato de Adele Bloch-Bauer I. Imagen cortesía de www.klimntgallery.org.

Ángela Camila González

En la mitad del camino recorrido
me detengo.


Ya no quiero tener poder sobre las cosas futuras.
No quiero dejarme llevar
por la corriente del tiempo.


En la mitad del camino recorrido
me detengo
en una piedra de sol.
Miro hacia atrás
contemplo la vida que fui, la vida que tuve
y no lo supe hasta ahora.


En esta piedra de horizonte
no es inútil
mantenerse a toda costa en el presente.
En la mitad del camino recorrido.


Desde el poema
el río del tiempo
al revés fluye.
Desde aquí


Tengo un leve poder sobre la memoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *